Un año más, desde USO, tercer sindicato a nivel estatal, aprovechamos el 28 de Abril, Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, para denunciar la peligrosa tendencia de aumento de la siniestralidad laboral que se lleva produciendo desde 2012.

La precarización de las condiciones laborales, el recorte radical de la inversión en materia de prevención y las últimas reformas que criminalizan la incapacidad temporal, dando control y mandato de ahorro de costes a las mutuas, son algunos de los factores que están detrás de este aumento constante de la siniestralidad en nuestro país.

La campaña lanzada desde nuestro sindicato para el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, va dirigida a denunciar las desigualdades y la situación de precariedad que se produce dependiendo del tipo de contrato que se tenga, ya que determina que las medidas de prevención de riesgos sean mínimas o inexistentes.

En esta ocasión, ponemos énfasis en la seguridad y la salud laboral de los colectivos más vulnerables: trabajadores y trabajadoras temporales, cedidos por Empresas de Trabajo Temporal, trabajadores de contratas y subcontratas, etc. Por ello el lema de nuestra campaña es “Mismo riesgo, misma prevención” porque los riesgos a los que estamos expuestos no entienden de relaciones contractuales; el cumplimiento de la legislación y la implantación de medidas de prevención deben ser igual de efectivas y escrupulosas para todos.

Por ello, además de realizar una intensa campaña informativa en nuestras uniones y federaciones, publicamos nuestro manifiesto para reivindicar de nuevo la necesidad de mejorar las condiciones de todos los trabajadores y trabajadoras en este día tan señalado. Próximamente publicaremos también el díptico informativo que hemos elaborado y que recoge las obligaciones empresariales en materia de prevención tanto en la prestación de trabajo a través de ETT como en aquellos casos en los que es necesario llevar a cabo la coordinación de actividades empresariales.

 USO-Cartel-28-abril-17-MismoRiesgoMismaPrevencion

DESCARGA MANIFIESTO 28 ABRIL 2017 #MISMORIESGOMISMAPREVENCION

El número de desempleados registrados ha descendido en marzo en 48.559 personas, con lo que el descenso se ha ralentizado un 16% con respecto al mismo mes de 2016 (el paro cayó en 58.216 personas). El paro registrado se sitúa en los 3,7 millones de personas y el total de demandantes de empleo no ocupados en casi 4 millones.

A pesar de los descensos en las cifras de desempleo en el último año, lo cierto es que la creación de empleo sigue siendo muy lenta y se está ralentizando en los últimos meses, a pesar de la leve mejoría que reflejan los índices económicos.

Durante el mes de marzo, el paro ha descendido en todos los sectores, incrementándose en Agricultura (en 1.381 personas), pero sobre todo en el colectivo sin empleo anterior, en 4.482 personas. La afiliación a la Seguridad Social ha subido un 0,91% hasta alcanzar los 17.910.007 ocupados.

En cuanto a los contratos, el mercado laboral español sigue soportando un alto grado de temporalidad y parcialidad. Los contratos indefinidos en el primer trimestre de 2017 han supuesto, de media, el 10% de los contratos registrados. La contratación temporal, que representa el 90% de los contratos, sigue siendo la modalidad que utilizan muchas empresas para crear puestos de trabajo precarios que cubren necesidades permanentes, con la inseguridad laboral que este tipo de contratos conlleva.

Marzo vuelve a dejar en evidencia la precarización del empleo que se crea y la difícil situación de los parados de larga duración. La caída en el número de beneficiarios de prestaciones, que en febrero alcanza la cifra de 1.969.863 personas, y el leve aumento hasta el 55,5% de la tasa de cobertura, dejando abandonados a más de 1,7 millones de desempleados, lo que fomenta la desigualdad y la pobreza.

Os presentamos un nuevo FEUSO INFORMA LA RIOJA dedicado a la publicación en el BOR de los presupuestos regionales, con las principales novedades existentes para los centros concertados y su personal laboral.

(Pincha la imagen para descargar documento en pdf)

FEUSO INFORMA LA RIOJA 20170403

Los Servicios Jurídicos de USOC han ganado una importante sentencia en el Tribunal Supremo sobre recargo de prestaciones tras un accidente de trabajo por falta de medidas preventivas. En este caso, el Supremo confirma el recargo de prestaciones inicialmente impuesto, que deberá abonar la empresa a la viuda del trabajador. Recordamos que en los casos de accidente de trabajo y enfermedad profesional, la prestación de viudedad se aumentará, según la gravedad de la falta, de un 30% a un 50% cuando la lesión se produzca por falta de medidas de prevención de riesgos laborales.

Tras el fallecimiento de un trabajador que se encontraba realizando trabajos de mantenimiento en su centro de trabajo, la empresa presentó demanda al Juzgado de lo Social contra el INSS, TGSS y la viuda del trabajador accidentado, por el recargo de prestaciones que se le había impuesto, que fueron desestimadas. La resolución del Juzgado de lo Social fue recurrida al TSJ de Cataluña, que confirmó la sentencia inicial. Después, se formalizó recurso de casación para la unificación de doctrina.

El trabajador fallecido se encontraba realizando tareas de mantenimiento (cruzando un falso techo) cuando sufrió una caída desde una altura de 4 metros. A la empresa se le imputó no haber proporcionado equipos de protección individual y no velar por el uso efectivo de los mismos. Por su parte, la empresa alegó que el trabajador no utilizó los equipos de protección individual de que disponía y que, además, en el momento del accidente, registraba una tasa de alcohol en sangre de 0.79g/l-0.05g/l. El Tribunal entiende que la empresa no cumplió con la obligación de velar para que los equipos se utilizaran en debida forma y que el accidente no se produjo a consecuencia de una negligencia temeraria del trabajador, porque se ha constatado un incumplimiento en la adopción de medidas preventivas por parte de la empresa. Además, el resultado de la concentración en sangre de alcohol etílico no produce efectos suficientes para apreciar imprudencia temeraria por parte del trabajador.

El Tribunal Supremo entiende ajustada a derecho la imposición del recargo por entender que queda acreditado que la empresa no proporcionó medida colectiva ni medida de protección individual efectiva, y se produjo por tanto una infracción de la normativa de PRL, existiendo relación de causalidad entre las medidas preventivas y el daño causado, pues de haberse adoptado las medidas preventivas el daño no se hubiera producido.

Durante el mes de enero de 2017, se produjeron 41.901 accidentes de trabajo con baja, de los que 36.272 se produjeron durante la jornada laboral y 5.629 fueron in itinere. También, se notificaron 49.878 accidentes sin baja en ese mismo mes. Si comparamos estos datos con los registrados en enero de 2016, podemos afirmar que 2017 ha arrancado con un aumento de la siniestralidad laboral, puesto que los accidentes con baja se han incrementado un 14% mientras que los que accidentes sin baja lo han hecho en un 7%. Tenemos que lamentar 35 accidentes mortales en jornada de trabajo y 7 in itinere.

Durante el primer mes del año, nuevamente, los accidentes que no causan baja superan a aquellos que sí lo hacen, en la línea de lo que viene sucediendo los últimos años, y que también ocurre con las enfermedades profesionales.

Los datos globales del año 2016 tampoco son positivos: 555.722 accidentes de trabajo con baja, un 5% más que los ocurridos en 2015, de los cuales 480.051 ocurrieron durante la jornada laboral (un 4,8% más) y 75.671 fueron accidentes in itinere, que aumentaron un 6,2%. Las muertes por accidente de trabajo se redujeron un 3,5% con respecto a 2015, aunque 607 personas perdieron su vida en el trabajo o en el trayecto de ida y vuelta del mismo.

La precarización de las condiciones laborales y el recorte radical de la inversión en materia de prevención están provocando el incremento imparable de la siniestralidad laboral en nuestro país. Mientras, las reformas en las competencias y facultades de las Mutuas dificultan el acceso al derecho a la incapacidad temporal en caso de accidente o enfermedad profesional, lo que provoca que los accidentes sin baja superen de nuevo a los que sí la causan.

Por ello desde USO, tercer sindicato a nivel estatal, continuamos reivindicando la necesidad de que las empresas inviertan en prevención así como la labor del delegado de prevención, para que éstos exijan unas adecuadas y seguras condiciones de trabajo.

CON MOTIVO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

De cara a la celebración del Día Internacional de la Mujer, desde la Secretaría de Acción Sindical e Igualdad se pone en marcha la campaña #USOdenuncia La Igualdad no es una prioridad, con la finalidad de denunciar que la inversión y las políticas de igualdad han sido y siguen siendo una de las principales víctimas de la crisis y que, a pesar de los discursos y de la toma de posesión del nuevo Gobierno, hace ya casi cuatro meses, la Igualdad sigue sin estar presente en la agenda política y empresarial.

En 2017, la campaña para conmemorar el 8 de marzo, está enfocada a denunciar los recortes en esta materia, la ausencia de políticas de igualdad de oportunidades, la precariedad laboral de las mujeres, el desempleo femenino y la brecha salarial.

Nuestro sindicato continúa con la lucha sindical para que la igualdad sea una prioridad en el diseño de políticas y en la inversión para que se lleven a cabo; para que sea una prioridad en el ámbito laboral a través de la negociación y la participación de las mujeres en la representación sindical en los centros de trabajo; para que se ponga el foco en la necesidad de una educación para la igualdad; en que la erradicación de la violencia machista sea un asunto de estado. En definitiva, en conseguir una sociedad más justa y mejor.

Santiago Manuel Oliveros Lapuerta, Administrador Concursal en los autos del Procedimiento  Concursal de la Empresa UNIPAPEL SLU ha solicitado en el día de hoy al Juzgado de lo Mercantil nº 3 de Madrid la extinción colectiva de los contratos de trabajo de los 293 trabajadores de la empresa, para  sus tres centros de trabajo, Madrid, Aduna y Logroño.  En el mismo auto solicita al Juzgado acuerde convocar el periodo de consultas entre los representantes de los trabajadores y  la administración concursal.

Actualmente la plantilla se encuentra percibiendo desde julio el cobro de prestaciones por parte del Servicio Público de Empleo.

Desde USO entendemos que desde julio hasta este momento no se ha actuado suficientemente en pro de solucionar la situación de la empresa, lo que ha llevado en este momento a los 293 trabajadores a estar en la calle, por lo que adelantamos que con toda  probabilidad el periodo de consultas termine sin acuerdo por nuestra parte.

No obstante quedamos a la espera de las reuniones que en los próximos días se han de dar en ese periodo de consultas y mantendremos en todo momento informados a los trabajadores y a la opinión pública del resultado de las mismas.

  • Importante sentencia ganada a la empresa DIA (Distribuidora Internacional de Alimentación, S.A.) en materia de conciliación de la vida laboral 

Una trabajadora, afiliada de USO La Rioja, interpuso demanda de conciliación de la vida familiar y laboral contra la empresa DIA en abril de 2016 tras serle negado el derecho de continuar disfrutando en los mismos términos, es decir, los mismos días y con el mismo horario de trabajo,  la prórroga de su reducción de jornada por guarda legal, considerando la empresa que estaba solicitando un nuevo derecho y por tanto, las condiciones de disfrute podían ser modificadas, como así lo hizo en un primer momento.

El artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores en sus puntos 6 y 7, reconocía en 2009, cuando la trabajadora solicitó el disfrute, el derecho a la reducción de la jornada de trabajo y la concreción horaria a quienes tuvieran a su cuidado directo algún menor de ocho años. Estos artículos son modificados en 2015, ampliando a los 12 años el disfrute del mismo derecho.

Ante la demanda presentada, el Juzgado de lo Social nº 2 de Logroño, en sentencia del día 13 de febrero de 2017, reconoce a la trabajadora el derecho a continuar la reducción de jornada por guarda legal solicitada en el año 2009  en los mismos términos en que la venía disfrutando hasta que el menor cumpla los 12 años. Para la Jueza, no se está ejerciendo un nuevo derecho sino una prórroga del que ya venía disfrutando. Contra la sentencia emitida no cabe recurso alguno, por lo que es firme.

USO La Rioja considera muy positiva la sentencia ya que, tras la modificación de la legislación en 2015, se abre así el camino para muchas trabajadoras y trabajadores que estaban teniendo problemas en sus empresas para que se les siguiera reconociendo este derecho ampliado hasta los 12 años en las mismas condiciones en que se venía disfrutando. Así, desde USO La Rioja instamos a los Juzgados de lo Social a aplicar este mismo criterio en los autos pendientes de juicio.

El Juzgado de lo Social Nº33 de Barcelona ha declarado nulo el despido de un trabajador que se encontraba en situación de Incapacidad temporal derivada de accidente de trabajo. Dicho trabajador fue contratado a tiempo parcial en Abril de 2014 por 3 meses, contrato que fue prorrogado posteriormente otros 9 meses, además de ampliado a tiempo completo. Los problemas comienzan cuando el día 3 de Octubre el trabajador se resbala en la cocina, iniciando un proceso de incapacidad temporal.

El 26 de noviembre recibe la comunicación de su despido disciplinario. En otros casos, el Tribunal Supremo ha considerado el despido durante la baja como improcedente, pero no como nulo. Sin embargo el Juzgado donde el trabajador presentó la demanda planteó al Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea varias cuestiones sobre el despido del trabajador, entre ellas la siguiente: “¿Entraría en el concepto de “discriminación directa por discapacidad” —como motivo de discriminación contemplado en los artículos 1, 2 y 3 de la Directiva 2000/78— la decisión empresarial de despedir a un trabajador, hasta aquel momento bien conceptuado profesionalmente, por el solo hecho de estar en situación de incapacidad temporal —de duración incierta— por causa de un accidente laboral?”

La interesante respuesta del Tribunal Europeo a esta cuestión ha sido que según dicha Directiva 2000/78 el juzgado es el que debe comprobar si la discapacidad es efectivamente duradera en el tiempo, puesto que de ser así, el despido será nulo según el ordenamiento legal europeo. Para determinar si la incapacidad temporal puede ser considerada como duradera el juzgado de basarse en todos los elementos objetivos de que disponga, como documentos y certificados relativos al estado de salud del afectado.

En base a ello, el Juzgado de lo Social Nº33 de Barcelona ha fallado estimando íntegramente la demanda interpuesta por el trabajador, declarando la nulidad del despido, por considerar que constituye una discriminación por razón de discapacidad. Esto implica la readmisión inmediata, efectuando además las adaptaciones necesarias al estado de salud del trabajador. Además de condenar a la empresa al pago de la indemnización resarcitoria de 6.251€ por daños morales, y 2.841,56€ por daños materiales.

Desde la USO, valoramos muy positivamente que se proteja a los trabajadores de ser despedidos por su estado de salud, y esperamos que comiencen a darse más resoluciones judiciales en esta línea, frente a la persecución que se ha venido produciendo en los últimos años a la Incapacidad temporal y al derecho a la recuperación de la salud, tanto por parte del Gobierno, que ha otorgado a las Mutuas casi plenas facultades de control, como por parte éstas y las patronales.