Ya queda menos para que el Pacto de Estado contra la violencia machista sea una realidad. En el día de ayer se llegó a un acuerdo histórico, en el que todos los grupos parlamentarios que integran la Subcomisión del Congreso han dado luz verde por unanimidad a este texto, que plantea medidas trasversales, incluyen temas de empleo, medios de comunicación, educación, ámbito judicial, sanitario, etc., para proteger a las víctimas de violencia de género y a sus hijos.

Desde USO, a la espera de conocer el texto completo, celebramos que se haya llegado, con sus carencias, a un acuerdo tan relevante como este, resaltando uno de los principales puntos que siempre hemos exigido; que las medidas planteadas lleven acompañamiento presupuestario para que puedan ser una realidad y no mera propaganda. De esta forma, se establece un dotación presupuestaria de 1.000 millones a distribuir en 5 años, sin especificar en qué partidas se va repartir dicho presupuesto. Tendremos que ver en el desarrollo del mismo qué criterio se sigue para dotar las diferentes medidas.

Este Pacto no hubiera sido posible sin la realidad parlamentaria actual, ya que la pérdida de la mayoría absoluta que ostentó el Partido Popular en la anterior legislatura, ha propiciado el diálogo y la posibilidad de llegar a este acuerdo, cuya necesidad ha sido un clamor en las calles donde las organizaciones feministas, sociales y sindicales hemos exigido medidas concretas y actuaciones políticas consensuadas para acabar con esta lacra.

En lo que va de año, 32 mujeres han sido asesinadas, dos casos se encuentran en investigación, lo que supone un aumento del 84% respecto de la misma fecha del año 2016 -año en que se contabilizaron 44 mujeres asesinadas-. La cifra de menores víctimas mortales de violencia de género es de 6, frente a 1 en el año 2016; en 5 de los casos la madre convivía con el asesino. El último caso del 1 de junio se dio en Arcos de la Frontera (Cádiz).

Durante casi 6 meses se ha estado trabajando mediante una Subcomisión del Congreso de los Diputados con multitud de comparecencias el texto para el futuro Pacto de Estado contra la Violencia Machista que ha culminado con la propuesta de 200 medias en diferentes ámbitos de actuación.

Paralelamente, el Senado ha presentado una Ponencia con 266 medidas para el Pacto de Estado contra la violencia de género, cuyo texto incluye algunas modificaciones normativas y la puesta en valor de las Comunidades autónomas y los Ayuntamientos.

Se ha trabajado de forma coordinada la Ponencia del Senado y el trabajo en la Subcomisión del Congreso para que los textos estuvieran listos al mismo tiempo y puedan ser aprobados este viernes en las respectivas Comisiones de Igualdad del Congreso y del Senado. Momento en el que se pueden seguir presentado votos particulares, en principio todos los partidos a excepción del PP lo harán.

Una vez aprobado el texto este viernes por la Comisión de Igualdad de ambas cámaras, se pasará al Pleno del Congreso , y posteriormente al Gobierno para que en el plazo máximo de 2 meses lo someta a acuerdo fundamentalmente con las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos que son las instituciones que deben poner en marcha muchas de las medidas.

El Pacto incluirá la creación de una Comisión de Seguimiento del mismo que se reunirá siempre que lo requieran las circunstancias, y en todo caso , una vez al año, con el fin de evaluar los acuerdos alcanzados. Su desarrollo y aplicación será revisado cada 5 años, el seguimiento del Pacto de Estado es fundamental si no queremos que quede en una mera declaración de intenciones.

Algunas medidas del Pacto de Estado

A la espera de conocer el texto definitivo del Pacto de Estado podemos decir que éstas son algunas de las medidas acordadas por unanimidad:

  • Empleo:
    • Oferta pública de empleo para las víctimas (supervivientes de violencia de género).
    • Promoción del teletrabajo.
    • Prestación por desempleo de 6 meses para las mujeres víctimas de violencia de género sin recursos y sin trabajo.
  • Protección antes de denunciar: no será necesario una denuncia penal para el reconocimiento de la condición de beneficiaria de los servicios jurídicos, medidas de protección, asesoramiento o acompañamiento. Esta medida ya está funcionando en algunas Comunidades Autónomas como Canarias.
  • Protección a huérfanos/as y de hijos/as de las víctimas:
    • desgravaciones fiscales a los familiares que tengan la patria potestad de menores huérfanos/as por violencia de género.
    • prioridad en el acceso a vivienda protegida.
    • asistencia psicológica y pedagógica.
    • acceso prioritario a pensiones de orfandad y becas.
    • se regulará la prohibición de visitas a la cárcel al padre maltratador condenado por parte de los menores.
    • incluir en todas las etapas educativas la prevención de la violencia de género en los currículos escolares.
    • introducir en los textos de Historia el origen, desarrollo y logros del Movimiento Feminista, en el Pacto de la Educación.
    • protocolo para la detección precoz de la violencia.
  • Medios de comunicación
    • impulsar un acuerdo con los medios y profesionales de los medios para que la imagen de la mujer esté libre de estereotipos.
    • Elaboración de un Código de Publicidad no sexista.
  • Proceso judicial:
    • Evitar espacios de impunidad que dispensa a las víctimas de la obligación de declarar en juicio.