Ayer, David Comerón, miembro del Comité de Empresa de FERROVIAL por USO y Jesús Fernández, Sercretario General de la Federación de Servicios del Sidicato denunicaban en rueda de prensa la insostenible situación que se está dando con el Servicio de Ambulancias desde que en en el mes de diciembre de 2016 la Consejería de Salud otorgó el concurso de trasporte sanitario en La Rioja a la empresa Ferrovial.

Un concurso dotado a la baja económicamente y con dos grandes problemas dotacionales. El primero son las urgencias de Logroño, que en cuanto a vehículos asistenciales (SVB o clase B) es totalmente insuficiente y el segundo es el bajo número de vehículos de clase A2 (vehículos de colectivos). Estos problemas que ahora se constatan no son nuevos ni desconocidos por la Consejería de salud que en su día y antes de adjudicar el concurso ya recibió cartas de asociaciones, profesionales y empresas indicándole la situación que ahora se ha creado.

El concurso que se adjudicó salió a la baja, ósea por debajo del coste real del servicio, y siendo parecido económicamente al concurso anterior (año 2009, ósea nueve años después). Además la empresa que ganó el concurso (Ferrovial), que es la que mejor puntuación obtuvo, es la que más rebaja la parte económica (unos 2.000.000€). Y este es el comienzo del calvario de los trabajadores y de los usuarios. ¡¡¡INCREIBLE!!! Hagan números.

Sí que es verdad que se mejoran las ambulancias de urgencia en las cabeceras de comarca que estaban localizados pero con el ansia de ahorrar se empeoran los transportes programados y de colectivos y se retroceden 20 años en las urgencias de Logroño, un caos, con falta de recursos asistenciales, vehículos convencionales (clase A) no preparados para realizar tareas asistenciales en urgencias y emergencias y personal localizado e insuficiente que en ocasiones va solo el conductor a realizar asistencia a tráficos, vía pública y domicilios para atender a pacientes. Hasta la Cruz Roja está realizando servicios de forma continuada para intentar que este caos asistencial que se tiene en Logroño repercuta lo menos posible en el usuario del servicio.

El servicio se ha mermado considerablemente, siendo la zona que cubre Logroño (franja central de la rioja, entre Cenicero, Nájera y Ausejo, zona de Cameros y territorios limítrofes de La Guardia, Viana y Oyón) la más amplia en cuanto a población y la que menos vehículos asistenciales está dotada.

ambulancias

En marzo del 2017 había en Logroño, un servicio de 3 ambulancias convencionales presenciales 24 horas con dos técnicos, 1 SVB y 1 SVA y al ser anteriores al “RD 386/2012” podían realizar labor asistencial. A fecha de hoy hay: 1 SVB, 1SVA, 3 convencional (A1) de las cuales 1 presencial 12 horas y 2 Localizadas en domicilio 24h con 1 Técnico- conductor. Estos vehículos A1 son ilegales ya que no se ajustan al “RD 386/2012” y por lo tanto no pueden realizar labor asistencial. Esto afecta directamente al usuario y a los trabajadores, ya que se disminuye considerablemente  la disponibilidad de vehículos y de personal, se deteriora la calidad de respuesta y asistencial y ha provocado que usuarios, instituciones y fuerzas de seguridad y trabajadores muestren su descontento e impotencia por la situación creada.

Es increíble que Ferrovial, que tuvo más de dos meses antes de entrar, conociéndose ya ganadora del concurso, cuando empezó aun no tenía los permisos de actividad, ni los de obra del pabellón de Logroño.

 

Que los trabajadores no saben, ni conocen los procedimientos a seguir, desconocen el organigrama de la empresa y la organización del trabajo. Faltan calendarios laborales, hojas de productividad en nómina (hoja de servicios), no se facilita al personal localizado las hojas de registro de actividad.

La total falta de previsión nos lleva a la falta del servicio de lavandería en la empresa y por lo tanto la ropa se la tienen que llevar a casa, los trabajadores, a lavar. Tras casi tres meses nos encontramos con falta de Epis individualizado (mascarillas, guantes anti corte, casco, etc.), uniformidad incompleta (faltan chalecos, faltan botas) e incluso tenemos serias dudas sobre que la uniformidad cumpla la normativa de visibilidad.

Se están realizando servicios privados con vehículos de la Consejería de Salud, acción que este pliego lo prohíbe expresamente. Los vehículos están incompletos (falta material, las SVB no tienen calefacción en la zona asistencial, las SVA no llevan las sillas adecuadas…).

Se cambian vehículos A1 por vehículos A2, por que no se pueden optimizar las rutas con los vehículos A1 y también para quitarles servicios y poder ahorrar costes a costa del trabajador. (Vehículos de servicios programados , A1-lleva un paciente, A2 lleva varios pacientes).

Las SVA no son operativas, demasiado largas para entrar en muchas calles, la cosa se complica aún más en los pueblos y además no tienen tracción 4x4 como tenían las anteriores, por lo que descartamos caminos y todo lo que no sea carretera bien asfaltada.

Las bases en algunos pueblos como Nájera, Alfaro y Calahorra, dejan mucho que desear, son verdaderos barracones.

Y el despropósito total llega con los trabajadores, a los cuales se les comunico por parte de la Consejería que debieran de estar tranquilos con la nueva empresa, ya que iban a respetarles todos sus derechos e incluso iban a mejorar. Se trata como simples números a los trabajadores y con una total falta de respeto se les ningunea e intimida.

El personal de colectivos es desactivado una hora para que se vaya a comer y así no pagarle ni la hora ni la dieta correspondiente. Hora en la que el vehículo está parado e inoperativo incumpliendo el pliego de condiciones y saltándose los derechos del trabajador.

Se da el caso que ahora mismo en las vacaciones de un conductor de Nájera la ambulancia se encuentra parada, ya que no se sustituye al conductor.

Alumnos en Prácticas realizan las labores de un trabajador más, cuando realmente deberían realizar prácticas.

Desde hace unos años los trabajadores nos hemos tenido que formar para sacarnos una titulación oficial, para ser más exactos una “Formación Profesional de grado medio de Técnico en Emergencias Sanitarias” y muchos de nosotros con una edad elevada, hijos y demás obligaciones. También visto lo que ha pasado en otras comunidades y ante el aumento del peso de las ambulancias nos hemos tenido que sacar el carnet de camión para poder seguir trabajando en el mismo puesto. Todo un sacrificio económico y personal que no se refleja absolutamente en ningún sitio. Ni siquiera en el respeto de la que ahora es nuestra Empresa (Ferrovial) hacia los trabajadores que se ha encontrado.

Se mete un cuarto turno en los vehículos que pasan a presencial sin ser comunicado, ni negociado con el Comité de Empresa, también preparan el cuarto turno al resto de vehículos de urgencias, quitan las dietas a los trabajadores de colectivos, les obligan a realizar servicios privados, se pasan de horas de trabajo efectivo los trabajadores localizados, ofrecen contratos en prácticas a todo aquel que no esté fijo, incluso a trabajadores que llevan 8 años como eventuales y otros que ni siquiera tienen el título, amenazan con tener que devolver los días de asuntos propios y todo esto en un caos organizativo en el que nadie tiene claro a quién dirigirse.

Es lamentable que sin contar con el Comité de empresa se mueva a una parte importante de la plantilla en puestos de nueva creación, sin la titulación adecuada en algunos casos y de forma conveniente y creando modificaciones sustanciales de puestos de trabajo y un conflicto colectivo no negociado.

Estamos en contra de la pérdida económica que supone al trabajador estas restructuraciones de jornadas laborales, que no se están negociando y que solo se debe al ansia de hacer rentable una bajada temeraria del pliego, metiendo todo el personal en prácticas que se pueda (mano de obra barata) y nada que ver con mejorar la calidad de vida que nos quieren vender a los trabajadores.

Una cosa esta muy clara, el pliego es insuficiente, esta empresa (Ferrovial) no tiene respeto ni por los riojanos, ni por los trabajadores y se ve intocable ante tanto atropello e incumplimiento. Faltas graves y muy graves que vienen perfectamente reflejadas en el pliego de condiciones de la Consejería y que no se están aplicando.

Desde la USO, queremos dejar bien claro y damos todo nuestro apoyo a los trabajadores y a los usuarios del servicio que al final somos todos los riojanos.Por todo ello instamos desde la USO a la administración a que actué ante semejante atropello hacia los trabajadores como hacia el servicio que se da a todos los riojanos.