El mes de diciembre ha vuelto a dejar descensos en el número de desempleados registrados en las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo, cifra que ha bajado en 55.790 personas, fruto de las contrataciones temporales con motivo de la campaña navideña. El paro registrado se ha situado en 4.093.508 personas.

La afiliación media a la Seguridad Social alcanzó durante el mes de diciembre la cifra de 17.308.400 de ocupados, tras sumar en este mes 85.314 afiliados (0,50%).

El mayor descenso de desempleo se registra en Servicios, sector en el que más de 2 millones y medio de españoles aún se encuentran en paro. Siendo Servicios el sector que más empleo ha creado en diciembre, no es de extrañar que el desempleo femenino se haya reducido en un 2,57%, mientras que el masculino ha aumentado en 0,15%, ya que las mujeres, de forma mayoritaria, desempeñan trabajos en este sector.

También la contratación, fuertemente marcada por la Navidad, se ha comportado de forma similar a todos los meses de diciembre. Del total de contratos registrados en este mes, tan solo 107.858 han sido de carácter indefinido (6,76%). De esta manera, 1.487.057 contratos han sido temporales, lo que supone el 93% de los contratos.

Las cifras de contratación en diciembre de 2015 son significativamente mejores que en 2014, en torno a 200.000 contratos más, pero los empleos que se han creado están marcados por la temporalidad y la precariedad. Con respecto a 2014, se han creado un 16% más de contratos temporales durante el mes de diciembre.

Durante el último mes de 2015, se contrataron a 106.405 personas con la modalidad indefinida, mientras que 1.012.074 españoles firmaron 1.487.057 contratos temporales, lo que supone una media de 1,47 empleos por trabajador.

Por otro lado, continúa la caída mensual de la cobertura del sistema de protección por desempleo. Durante noviembre de 2015 ha sido del 55,3%, descendiendo en un 4,6% con respecto a 2014.

En 2015, el número de desempleados ha descendido en 354.203 personas, una cifra en cierto modo positiva pero que resulta insuficiente para hacer frente al grave problema del paro en España. Casi 4,4 millones de parados esperan una respuesta efectiva del Gobierno que resulte de los pactos políticos tras las elecciones del 20-D, porque es el momento de recuperar el empleo de calidad, digno, con remuneraciones justas y derechos laborales y dar una respuesta social a los problemas de los españoles.

El trabajo es un derecho fundamental en España y es por ello que la lucha contra el paro tiene que ser una prioridad para el futuro Gobierno. Las políticas activas de empleo y reciclaje, acabar con la dualidad del mercado de trabajo, luchar contra la precariedad laboral y el empleo sumergido deben de ser objetivos centrales para 2016.