- Ante la amenaza del estado del bienestar y las situaciones de precariedad o marginación que atraviesan las personas mayores.

- 100 propuestas y reivindicaciones aglutinadas en los ámbitos social, sanitario, laboral, de pensiones públicas y economía.

La Asociación de Jubilados y Pensionistas (AJUPE) de la USO ha presentado esta mañana en Madrid un documento reivindicativo titulado “100 propuestas sociales, económicas, laborales y de pensiones para mejorar la vida de las personas mayores”. La iniciativa tiene como objetivo ser una plataforma reivindicativa permanente de lo social, lo laboral, lo económico, lo sanitario, es decir, todo lo que a las personas mayores les afecta de un modo u otro.

El documento se concibe como algo vivo y actualizado, con revisiones temporales del mismo, elaborado con opiniones propias de AJUPE y otras externas, de personas mayores, pero también de profesionales del ámbito médico, sanitario y de atención a las personas mayores.

“Las personas mayores tienen aparentemente muchos derechos, pero a veces no se cumple la legislación,n lo que provoca en demasiados casos situaciones económicas y sociales muy difíciles, que a les suponen ver restringidos notablemente sus derechos, garantías que tienen reconocidas”, apunta Carlos Solas, Presidente de AJUPE.

 

A los mayores les afecta especialmente el desmantelamiento controlado del estado el bienestar que está generando una dimensión muy dramática en forma de marginación. “Asegurarlo de modo eficiente haría que éstos no vivan permanentemente con la espada de Damocles sobre sus cabezas”, opina el portavoz de AJUPE.

España es uno de los países de UE que menos recursos económicos dedica al mantenimiento y desarrollo del estado del bienestar, que está continuamente en el punto de mira del capital neoliberal. “Nuestro caso es contradictorio”, admite Solas, “pues el Presidente del Gobierno no cumplió cosas o las cumplió a medias, y llevó a cabo un hachazo presupuestario que recayó sobre lo social cuando tuvo que reducir el déficit”.

 El centenar de propuestas se aglutinan en los órdenes: social, sanitario, laboral, pensiones públicas y economía.

Dentro del orden social, se encuentran reivindicaciones como: el aumento de las inversiones en materia social hasta alcanzar en un plazo máximo de cinco años la media europea; creación urgente de plazas en residencias de la tercera edad; surgimiento por ley de la figura del Defensor de las Personas Mayores; mejorar el conocimiento de las nuevas tecnologías para su mejor comunicación social; promover políticas específicas de vivienda para que puedan adaptarlas; unificar urgentemente todas las ayudas y servicios sociales que prestan las diferentes administraciones.

En el plano de la sanidad pública, se solicita el freno a los intentos de privatización, mejoras en la financiación, elaboración de la ley de cuidados paliativos, o implantación en el sistema sanitario público de programas especiales de atención y cuidados de larga duración para personas mayores.

En lo que se refiere al orden laboral, se sugiere preparar psicológicamente a los trabajadores próximos a su jubilación o recuperar el valor de la experiencia profesional en la empresa manteniendo en el trabajo activo a las personas mayores junto a trabajadores más jóvenes, entre otras.

Además, un total de 28 propuestas se incluyen bajo el ámbito relativo a las pensiones públicas. Entre ellas, el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones, el incremento de las pensiones de viudedad o rechazo a la reducción de cotizaciones empresariales a la Seguridad Social.

Por último, en el plano económico, se propone que el Gobierno promueva la Ley de Recursos Económicos para los Mayores y se ataje el fraude fiscal, que tantos miles de millones está detrayendo de la Seguridad Social.

Descargar documento