Para la Asociación de Jubilados y Pensionistas AJUPE-USO Rioja, la propuesta ofrecida por el Gobierno a los dos sindicatos mayores, dentro de las negociaciones semisecretas que estos días están llevando a cabo a fin de llegar a un acuerdo sobre la reforma de las pensiones, es una trampa envenenada dirigida a estos sindicatos a fin de que puedan lavar la cara a la hora de asumir todos los efectos nocivos para los trabajadores que contiene la propuesta de la Comisión Parlamentaria del Pacto de Toledo y del mismo Gobierno. Con ello, el Gobierno trata de dar razones a los dos sindicatos mayores, para que estos no convoquen una nueva huelga general, Que por cierto, ninguna gana tienen de convocarla.

Carlos SOLAS, Presidente de AJUPE-USO Rioja ha señalado que “La propuesta del Gobierno es una trampa envenenada, porque en un futuro poquísimos o ninguno serán los trabajadores o trabajadoras que puedan finalizar su vida activa con 40 años cotizados a la Seguridad Social, debido fundamentalmente a que los jóvenes debido a sus estudios, se incorporan, cuando pueden, más tarde al mercado laboral, y por otra las perspectivas de un cada vez mercado laboral más flexible e incierto, que en el caso de España, parece imposible que en un futuro pueda absorber toda la demanda de empleo que se vaya produciendo. Con lo cual la propuesta gubernamentales un brindis gratuito al sol, que algunos interesadamente, la pueden coger por las ramas como su tabla de salvación ante los trabajadores”.

 

Así mismo, SOLAS ha señalado que ”Resulta altamente sospechoso que de todos los contenidos de la reforma de las pensiones, solo se hable del aumento de la edad de jubilación, cuando hay otros aspectos de incidencia más negativa que este de la edad de jubilación, como por ejemplo el aumento de la del periodo de computo de la cuantía de la pensión de los 15 años actuales a los 25 años que contiene el borrador de anteproyecto del Gobierno, que puede reducir la cuantía final de pensión en un 17 %.Puede que esta anómala situación se deba a que los sindicatos mayores, en el fondo pretendan ocultar lo perverso del conjunto de la reforma a costa de hacer ver a los trabajadores y a la opinión pública, que el único problema de la reforma es el aumento de la edad de jubilación, y así permitir que cuele el resto de la reforma. Los acontecimientos, actuaciones, propuestas y declaraciones de unos y otros, parecen que van por este camino, lo cual sería lamentable”.